Comunicados

Frenan extracción de tepetate

• En atención a denuncias hechas por ejidatarios de la comunidad de San Judas, al sur del municipio, se clausuran actividades extractivas en la zona.

 

• Las actividades de extracción requieren de autorizaciones estatales en el tema ambiental y municipales por uso de suelo.

 

León, Guanajuato. A 09 de septiembre del 2019. En cumplimiento de las disposiciones normativas de ordenamiento territorial, el Gobierno Municipal a través de la Dirección General de Desarrollo Urbano, clausuró a inicios de este mes actividades extractivas de tepetate al sur de la ciudad.

 

Lo anterior en respuesta a denuncias levantadas por representantes acreditados del Comisariado Ejidal “San Judas”, ubicado en las cercanías con el municipio de San Francisco del Rincón.

 

En respuesta a la denuncia, se desahogaron visitas de supervisión y de inspección a la zona señalada por los ejidatarios y se constató actividad extractiva en una porción de terreno, sin que las personas que la realizaban acreditaran ningún tipo de autorización.

 

De acuerdo con el Código Reglamentario de Desarrollo Urbano, las Actividades Extractivas que se desarrollan en bancos de materiales deben obtener un permiso de uso de suelo, contando antes con las condiciones de díselo, explotación y medidas de regeneración de acuerdo con la Norma Técnica Ecológica NTE-IEG-002/98; además de contar con un dictamen técnico favorable del Instituto Municipal de Planeación y finalmente contar con la aprobación de la Comisión de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento.

 

Posteriormente, quien pretenda realizar dicha actividad deberá obtener autorizaciones por parte de la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial del Gobierno del Estado.

 
En consecuencia, Desarrollo Urbano, a través de la dirección de Verificación Urbana abrió un procedimiento administrativo en la materia de uso de suelo por la carencia de autorizaciones. Como resolución se dictó que la actividad en el lugar debe ser suspendida, lo que se efectuó mediante la clausura que quedó impuesta el pasado 4 de septiembre.

 
La Dirección de Desarrollo Urbano ha turnado oficios con información del expediente a la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial, para las actuaciones que en el ámbito de la competencia estatal correspondan.